Sistema de navegación GALILEO

sistema Galileo

Sistema de navegación GALILEO

El proyecto de navegación por satélites de la Unión Europea, el Sistema Galileo, se presenta como una iniciativa en conjunto con la agencia espacial europea, el GPS de Estados Unidos y del GLONASS Ruso. Dicho sistema pretende mejorar en precisión a sus dos anteriores, pero el proyecto se ha ido aplazando y espera estar listo para el año 2020.

Actualmente el uso de GPS es común para todos nosotros, basta con tener un dispositivo inteligente que contenga esta opción, en su mayoría de forma gratuita. Nos permite la posibilidad de conocer con exactitud la posición sobre la superficie terrestre gracias al uso de varios sensores que disponen estos dispositivos, como los girómetros, acelerómetros, brújula electrónica y GPS, este último con la capacidad de procesar señales de radio y satélites artificiales, en órbita alrededor de nuestro planeta, para calcular nuestra posición de una forma bastante precisa.

Antecedentes

Desde los orígenes, el hombre ha buscado una forma de ubicarse en su espacio. Inicialmente a través de accidentes geográficos y más adelante por medio de las estrellas, como puntos fijos en el cielo. De esta forma se fue originando la evolución de instrumentos como astrolabios, sextantes y octantes que calculaban los ángulos entre las estrellas, nuestro horizonte y nuestro punto de observación.

Así se crearon los almanaques, que básicamente eran libros que contenían información de las estrellas a lo largo del año para poder calcular nuestra posición. Otro punto importante fue el cálculo de la longitud (Este y Oeste) para lo cual se utilizaban péndulos que realizaban su función como cronómetros. Lo que, traducido a nuestros tiempos actuales, serviría para ver nuestra posición respecto al meridiano de Greenwich. De esta forma se podía obtener las latitudes y longitudes que permitían calcular nuestra posición en la Tierra.

¿Cómo funciona el GPS?

La evolución continuó hasta llegar al GPS. El posicionamiento se produce mediante señales de radio enviadas desde un satélite hacia la estación receptora o a nuestro dispositivo de recepción, que bien puede ser un teléfono inteligente. Conociendo que las señales viajan a la velocidad de la luz, los errores en la variación del tiempo se traducen en errores de medición de distancia. Esto nos lleva a necesitar sistemas de medición de tiempos a escalas de nanosegundos, que nos proporcionan actualmente errores de aproximadamente 30 centímetros.

Galileo hace una propuesta de una derivación de 28 millonésimas de segundos, para obtener una derivación de apenas algunos centímetros. Esto lo convertiría en el sistema más preciso del mundo, aunque para lograr este objetivo requiere de relojes atómicos (los más precisos del mundo).

¿Cómo está formado Galileo?

Galileo es un sistema de geoposición formado por una constelación de 30 satélites que orbitarán la tierra cada 14 horas, situados a unos 22 mil kilómetros de distancia.

Lo satélites son puntos de referencia estables, es decir, sin obstáculos. El sistema Galileo buscará mejorar al GPS y establecerse como el sistema de posicionamiento para los europeos. Está conformado por 20-30 estaciones de sensores de Galileo, además de dos centros de lanzamiento y órbita inicial, un centro de control para pruebas de órbitas en test, dos centros de control en tierra, el primero ubicado en Alemania y el segundo en Italia.

El sistema Galileo permitirá en todo momento brindar posicionamiento global para casos de emergencia, seguridad, control de mercancías para las empresas logísticas, sismografía, vulcanología, pesca y agricultura. Además de otras aplicaciones que sumarán valor agregado a los usuarios que utilicen el sistema de manera independiente.

Actualmente el sistema se encuentra en validación de órbita, una etapa que evalúa los primeros cuatro satélites que se encuentran orbitando la tierra. Se estima que para el año 2020 ya se encuentre operando al máximo de su capacidad, mientras tanto seguiremos sacándole partido al GPS de los americanos.

Etiquetas:
,