Reducción de emisiones hacia el 2021

emisiones

Reducción de emisiones hacia el 2021

El parlamento europeo quiere una reducción del 40% de las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos para 2030 y un aumento de la cuota de mercado de los coches más limpios.

El sector del transporte es el único en la Unión Europea cuyas emisiones de gases de efecto invernadero siguen creciendo.

Para cumplir con los compromisos asumidos en el marco del Acuerdo de París sobre Cambio Climático, se deben encontrar soluciones para acelerar la reconversión del sector.

Europa en Movimiento

Modernizar y descarbonizar el sistema de transporte europeo ha sido un foco de atención en los últimos años.

El paquete Europa en Movimiento abarca aspectos que van desde gravámenes a vehículos pesados de transporte de mercancías hasta los vehículos limpios y eficientes energéticamente de transporte por carretera.

En ese ámbito, la Norma de emisiones de los turismos nuevos y de los vehículos comerciales ligeros nuevos es uno de los puntos más recientemente discutidos.

Las posiciones de los países están principalmente orientadas por lo que pueda ocurrir con la industria a partir de las nuevas exigencias.

Para países como Hungría, República checa o Letonia, una exigencia demasiado elevada pondría en peligro miles de empleos dependientes del sector; para  España, sin embargo, podría suponer una oportunidad a la competitividad de un sector que representa el 12% del PIB.

Tras las negociaciones se espera el pacto final

Tras una extensa negociación los ministros de Medioambiente de los Veintiocho fijaron el recorte en el 35% y el 2021 como fecha de referencia para la reducción de CO2 de los vehículos ligeros.

La Comisión Europea planteaba un recorte de las emisiones 10 puntos porcentuales mayor a lo anteriormente propuesto por a Comisión para el 2021, y con un objetivo intermedio del 20% para el 2025.

Las condiciones de medición son un punto importante de las negociaciones, y la Comisión Europea tiene un plazo de dos años para establecer un mecanismo de medición de emisiones de CO2 en condiciones reales de conducción, mediante un dispositivo similar al recientemente introducido para controlar la cantidad de óxido de nitrógeno.

El pacto final de la Comisión, el Consejo y la Eurocámara se espera para los próximos meses, antes de mayo mes en que se realizan las elecciones para el Parlamento Europeo.