Planificación para la gestión del transporte

gestión del transporte

Planificación para la gestión del transporte

El transporte enfrenta múltiples desafíos, ante los cuales resulta indispensable considerar cuáles son las claves para elaborar un plan de gestión del transporte ajustado al negocio.

Entre los retos a los que se enfrenta el transporte, como el aumento del precio de los combustibles, la presión de los volúmenes de carga y los márgenes de ganancia, se suman con cada vez mayor impacto la transformación digital y la demanda de velocidad.

Si bien dentro de la transformación digital pueden encontrarse medidas efectivas para abordar todos los desafíos relativos a la gestión, aún se está haciendo camino hacia entender completamente su alcance y las oportunidades que aporta.

Con o sin tecnologías de aprendizaje automático en todas o sólo en algunas áreas, el operador logístico soporta el diseño de un plan de gestión del transporte para ofrecer servicios eficientes.

Claves para elaborar un plan de gestión de transporte

Elaborar un plan de gestión de transporte parece una tarea sencilla, pero implica una cantidad de conocimientos y habilidades tales como:

  • Analizar la naturaleza de las mercancías, como peso, volumen, el tipo de embalaje y las condiciones que estas requieran.
  • Establecer la ruta con origen y destino, así como con los puntos de abastecimiento y consolidación de cargas, para la planificación de rutas y evaluación de tarifas.
  • Márgenes de tiempo que se manejan y condicionamientos especiales del vehículo y/o el almacenamiento.
  • Legislación que aplica, según el tipo de carga, así como el origen y el destino.

Cada uno de estos puntos resulta un factor clave a la hora de determinar un plan de gestión del transporte para cada servicio.

Debido a que el transporte terrestre está entre los más utilizados para el transporte de productos que requieren de temperatura controlada, el tiempo y las condiciones de la flota resultan determinantes, así como el cumplimiento de las regulaciones.

La ventaja de trabajar con un operador logístico especializado y con una amplia oferta de servicios, está en la flexibilidad y habilidad para elaborar alternativas en base a las líneas básicas para la planificación del transporte.

EMTE cuenta con amplia trayectoria como operador logístico a nivel nacional e internacional, tanto en el transporte de productos secos como en el transporte y almacenamiento de alimentos y productos farmacéuticos.