Manejar en lluvias intensas – consejos para transportar mercancías cuando llueve

Manejar en lluvias intensas – consejos para transportar mercancías cuando llueve

A las complejidades que ya de por sí implica el hecho de conducir, debemos agregarle el desafío de hacerlo en las rutas cuando estas se encuentran más peligrosas que nunca debido a lo resbaladizas que el agua las vuelve. Manejar en lluvias intensas requiere algo más que conductores profesionales. Te contamos las precauciones adicionales a tomar.

Cómo manejar en lluvias intensas – disminuir el riesgo al mínimo

  • Revisar la presión de los neumáticos: antes de salir, se debe verificar que la presión sea la correcta. Ahora más que nunca la necesitaremos en su punto exacto para logar manejar en lluvias intensas con mayor seguridad. Si quieres saber cómo prevenir el desgaste prematuro de los neumáticos, esto te servirá para cuidarlos y alargar su vida útil.

 

  • Bajar la velocidad: en este caso, los máximos permitidos deben estar muy lejos de lo que marca nuestro cuentakilómetros. La visibilidad disminuye y la carretera está resbaladiza, por lo que cada kilómetro por hora menos en nuestro marcador es una significativa disminución del riesgo de accidente. La velocidad nos dará más margen si debemos frenar de imprevisto o si nos vemos ante la necesidad de hacer una maniobra arriesgada.

 

  • Faros encendidos: más allá de que estemos circulando en plena tarde, cuando llueve los faros deben estar siempre encendidos.

 

  • Mantener el parabrisas siempre limpio: tendremos un paño para limpiar el vidrio por dentro y los limpiaparabrisas estarán siempre funcionando. Por otra parte, el aire acondicionado, con una rendija de la ventana abierta, ayudará a que la limpieza interior dure más.

 

  • Señalización al máximo: si se produce una avería y es necesario detenernos, lo primero que debemos hacer es ponernos el chaleco reflectante antes de descender del camión. Acto seguido, lo señalizaremos con los triángulos y recién entonces podremos ponernos manos a la obra para repararlo.

 

  • La radio encendida: es fundamental tener la radio encendida para estar al tanto de las advertencias de tráfico de último momento. Esto nos ayudará a no tomar ciertas rutas que puedan estar congestionadas.

 

  • Respetar la distancia con el vehículo de adelante: esto es algo que siempre debe hacerse, pero más que nunca cuando llueve. La distancia prudencial evita los famosos choques por falta poder frenar a tiempo.

 

  • Cadenas para nieve: si estamos en una zona de nieve, necesitaremos de las cadenas para tal caso.