Los puntos críticos del outsourcing logístico

Puntos críticos del outsourcing logístico

Los puntos críticos del outsourcing logístico

El sector de las operaciones logísticas es un ámbito en constante actualización, por lo que, cuando se trata de tercerizar, resulta indispensable conocer los puntos críticos del outsourcing logístico. 

La complejidad en continua evolución de los procesos involucrados en el área logística es uno de los factores por los cuales, las empresas deciden tercerizar algunas o todas las operaciones a través de una empresa especializada.

La subcontratación de los servicios de transporte y almacén están entre los principales componentes de este mercado.

Una logística mal gestionada puede tener un enorme impacto. Además de malgastar recursos, el impacto en la satisfacción de los clientes tiene actualmente mucho mayor alcance a través de rede sociales y buscadores online.

Claves para una tercerización exitosa de la logística

Si bien existes diferentes tipos de outsourcing para diversos ámbitos y funciones de la empresa, en la logística las modalidades se concentran en el 2PL, 3PL y 4PL (donde PL es Party Logistics o Parte Logística), que van de los servicios básicos a la totalidad del área logística.

Aplicable a cualquiera de los casos, los aspectos de la relación con la empresa con la que se externaliza el servicio resultan cruciales:

  • Comunicación bidireccional fluida: las operaciones resultan mucho más sencillas si las partes mantienen una comunicación constante y específica, donde los responsables de área comparten los detalles importantes en relación a las operaciones y servicios.
  • Transparencia y auditoría: la confianza es la clave cuando se trata de servicios cruciales como la logística, por lo que se deben manejar datos e información en tiempo real, así como en informes y revisiones periódicas.
  • Tecnologías e innovación: un operador logístico se caracteriza por contar con tecnologías adecuadas para cumplir con la entrega de datos y la producción de análisis e informes adecuados a las necesidades del cliente, así como aportar propuestas para mejorar las operaciones.
  • Orientación al cliente: los clientes tienen la última palabra en lo que respecta a servicios, siempre que ocurra un fallo, será este quien primero lo note y esto dañaría el negocio y la relación entre partes. Una empresa especializada puede aportar soluciones para evitar incidencias y reducir riesgos.

El enfoque de la tercerización está en el conocimiento. Una empresa decide externalizar el servicio logístico en un operador porque esta es un área auxiliar dentro de su estrategia de negocio.

Su negocio principal es la producción de determinados bienes y servicios, en los cuales debe concentrar su atención y recursos; para el operador logístico, de la misma forma, su negocio es la logística y, por lo tanto, cuenta con los recursos para ofrecer el mejor servicio.