Innovación e inteligencia artificial en la logística

Inteligencia artificial

Innovación e inteligencia artificial en la logística

La implementación de inteligencia artificial en la logística está revolucionando la industria y permite mejorar el rendimiento y rentabilidad de la cadena de suministro.

Incluir procesos automatizados en la logística ya está demostrando un fuerte impacto en la competitividad. Los clientes exigen rapidez y eficiencia, y las innovaciones tecnológicas hacen su aporte en diversas maneras.

Robots inteligentes en el almacén

Quizá una de las aplicaciones más conocidas y extendidas de la inteligencia artificial en la logística contribuye a mejorar el rendimiento del almacenaje.

Tanto para la mejora del procedimiento como para resguardar y hacer más seguras las tareas de los trabajadores de almacén, las tecnologías de automatización hace ya tiempo que están implementándose.

Llevan la delantera en precisión, realizan maniobras complejas y hasta evitan obstáculos en el proceso de almacenar y retirar productos de diferentes sectores. Pueden controlarse desde un solo panel desde donde se manejan predicciones respecto a las existencias.

Sincronización con proveedores

Un pilar en la cadena de suministro es la comunicación constante con proveedores para evitar demoras en la entrega de bienes y herramientas para la producción.

La colaboración es mucho más sencilla con herramientas que reúnen de datos e información en la nube, gracias a dispositivos interconectados, al tiempo analizan múltiples datos en segundos y realizan las operaciones para mantener el inventario.

La inteligencia artificial puede pronosticar la demanda de clientes y alertar sobre ello para que se agilice la producción de un elemento, contribuyendo una planificación sincronizada que permite tomar decisiones en tiempo real.

Transporte de mercancías inteligente

La innovación en el transporte de mercancías no se hace esperar, aunque aún queda camino por recorrer para los vehículos sin conductor, ya se ponen en marcha tecnologías que mejoran la seguridad y eficiencia del transporte por carretera.

El monitoreo de flotas en tiempo real, el seguimiento de envíos y cálculos predictivos de tiempos de entrega, agiliza todo el proceso.

La incorporación de tecnologías posibilita incluso el aprendizaje automático para tener en cuenta las condiciones de la carretera y precisar los tiempos de transporte, permitiendo organizar mejor las operaciones.

Planificar para reducir costes operativos

Los precios tienen juegan un papel importante en la competitividad, y la innovación tecnológica resulta ya indispensable para optimizar los recursos del sector.

El análisis de datos para crear un modelo de aprendizaje automático en el transporte permite prever con precisión y con ello planificar la capacidad de respuesta.

Este tipo de información permite organizar proactivamente la flota de vehículos, agilizar su disposición en los lugares donde se espera demanda, creando soluciones y evitando riesgos con costos significativamente más bajos.

La optimización de rutas es otro coste clave que la inteligencia artificial puede reducir, sobre todo en las entregas de última milla. Con big data se almacenan millones de datos que, con la tecnología adecuada, pueden analizar para mejorar el servicio y reducir costes.

La revolución de la  inteligencia artificial en la cadena de suministro acelera los cambios y condiciona la competitividad del sector. La demanda de los consumidores exige tiempos de respuesta que la industria sólo puede gestionar a través de la innovación tecnológica.