Desafíos logísiticos durante el invierno

invierno

Desafíos logísiticos durante el invierno

Dadas las condiciones traicioneras de esta temporada del año, las cadenas de suministro continúan luchando con las heladas del invierno, las cuales presentan algunas limitantaciones, tales como:

Cierres de carreteras, caminos, puertos o aeropuertos producto de ventiscas y hielo, así como otras condiciones peligrosas. Este flujo de carga limitado es significativo y los efectos son acumulativos.

Capacidad. La capacidad de camiones se ve disminuida, debido a que el tráfico se vuelve más lento y es difícil de encontrar alta disponibilidad de equipos de transporte.

Desabastecimientos. Es posible que debido a las condiciones de temporadas fuertes de invierno, las personas busquen grandes cantidades de víveres para sus hogares y los comportamientos de la demanda generalmente varían para estas fechas, lo que puede desencadenar en desabastecimientos de algunos puntos del país.

Lead Times. Los plazos de entrega son impredecibles y a menudo ajustados porque el volumen se acumula, el tráfico aumenta y las rutas se vuelven peligrosas.

Rechazo de cargas. Las guías de enrutamiento se interrumpen a medida que se rechazan más cargas.

Costes en aumento. Los efectos dominantes de todo lo anterior conducen a una mayor demanda, a un suministro reducido y, en consecuencia, a un aumento en los costos de transporte.

Por esta razón recomendamos realizar una adecuada preparación de las cadenas de abastecimiento durante esta temporada, a fin de garantizar una estabilidad en nuestra cadena y clientes verdaderamente satisfechos.

Preparando la cadena de suministros.

  • Elija un 3PL con fuertes relaciones de operador. En un mercado de capacidad ajustada, un 3PL puede ofrecer agilidad, capacidad escalable y cobertura fiable con la red correcta en su lugar.
  • Controle los informes meteorológicos y las condiciones de la carretera, y avise a los socios de la cadena de suministro de forma proactiva. Asegúrese de compartir información y comentarios entre sí para minimizar los problemas.
  • Asegúrese de que los transportistas tengan capacidades de rastreo establecidas para garantizar la visibilidad en todo momento.
  • Lleve los plazos del envío siempre que sea posible, para acomodar posibles cambios de rutas y modos a medida que surja la necesidad y asegúrese de que sus clientes estén al tanto de cualquier interrupción.
  • Explore las opciones de transporte intermodal u otras alternativas con anticipación para comprender los enfoques realistas del “Plan B”.
  • Trabaje con sus equipos de ventas y compras para aumentar su presupuesto de envío, lo que ayudará a garantizar una cobertura fiable y la ejecución exitosa de entregas.
  • Comuníquese con sus proveedores y socios de la cadena de suministro de extremo a extremo para que todos los miembros estén preparados ante adversidades del clima.
  • Es importante recordar que conducir un camión por regiones con nieve y hielo puede ser extremadamente peligroso. Independientemente de su rol, la seguridad del conductor debe ser de suma importancia cuando las inclemencias del tiempo golpean.

¿Estarás listo cuando la madre naturaleza haga su regreso violento? Aprovechando una red de operadores de confianza y escalables, soporte 24×7 y profunda experiencia en transporte, EMTE puede ayudarlo a preparar su cadena de suministro para las peores condiciones, para que pueda descansar tranquilo bajo un cielo tormentoso.