Certificación de sostenibilidad medioambiental en la distribución

Certificación de sostenibilidad medioambiental en la distribución

El proveedor de envases reutilizables para alimentos frescos IFCO, puso en marcha la entrega de una certificación de sostenibilidad medioambiental a sus clientes del sector de la distribución.

El certificado permite demostrar el compromiso de los distribuidores de alimentos frescos con la sostenibilidad, la protección ambiental y el cambio climático.

Los recipientes para alimentos más utilizados

Proveedores de frutas, verduras, carnes, productos avícolas, pescados, huevos, panificados, entre muchos otros productos, pasan por alguno de estos envases durante su proceso de distribución.

Los recipientes de esta empresa, son empleados por las cadenas de suministro productos alimenticios para más de 1.300 millones de envíos por año, en más de 50 países.

Además de reducir el impacto ambiental de los envases, los recipientes protegen los alimentos frescos, manteniendo su calidad y reduciendo costes por desperdicios.

Compartir, Reutilizar, Medir y Certificar

IFCO realiza una constante supervisión de los beneficios medioambientales generados por su concepto logístico SmartCycleTM, basado en Compartir y Reutilizar.

Estos recipientes plásticos para el transporte de alimentos son reutilizados más de 50 veces durante su ciclo de vida útil, y, cuando presentan deterioros por el uso, se reciclan al 100% para producir nuevos envases.

La compañía puede deducir los ahorros de cada cliente a partir del uso de sus productos, y calcularlos en términos de ahorro de energía, agua, residuos y otros recursos.

A partir de ello, la compañía entrega un certificado en el que se destaca el volumen de alimentos se ahorran gracias a la utilización de los recipientes reutilizables en su cadena de suministro.

Equivalencias simples pero contundentes

No obstante, IFCO ha ido un poco más allá y busca que los resultados de sus cálculos sean de lo más sencillos. Por ello, aplica equivalencias que ilustran las deducciones en materia de sostenibilidad para cada cliente.

El volumen de emisiones de CO2 que reduzca un distribuidor se calculará como “el número de coches retirados de las carreteras en un año”; el consumo de agua se expresará como “el número de duchas de cinco minutos economizadas cada año”; y el ahorro energético se expondrá como “el número de bombillas que puedan alimentarse durante un año con esa cantidad de electricidad”.

Este certificado de sostenibilidad atestigua que los distribuidores y socios logísticos de IFCO en la distribución de alimentos frescos están comprometidos y abordan los desafíos que plantea la agenda mundial en medio ambiente y cambio climático.