La importancia de los tiempos en la cadena de suministro asciende a un valor sorprendente. Los tiempos marcan la pauta para que nuestros procesos productivos no se detengan, para que se minimicen las rupturas en los niveles de inventarios de nuestros almacenes, y para que nuestros clientes internos y externos estén siempre satisfechos.

La automatización juega un papel muy importante en el mundo logístico, los avances tecnológicos han permitido la optimización de tiempos y recursos en los procesos de almacenamiento y distribución de mercancías, simplificando las operaciones y convirtiendo los procesos cada vez más lean.

Para muchos es sabido que el E-commerce o comercio electrónico es una de las actividades que está teniendo más auge en la actualidad. Cientos de miles de empresas comercializan virtualmente sus productos a través de grandes plataformas si hablamos a gran escala, pero también existen miles de tiendas online de pequeñas y medianas empresas que están necesitando estructuras logísticas que permitan agilizar sus procesos y garantizar las entregas de sus productos hacia sus clientes finales.

El corazón de la operación logística recae sobre una efectiva gestión del inventario. Si en algún determinado momento del proceso, los inventarios llegan a un nivel de ruptura en la cadena de abastecimiento, podemos ocasionar una serie de impactos negativos en los siguientes niveles, lo que puede conllevar a paros en los procesos productivos o incumplimientos en órdenes de entrega a clientes, que a su vez se traduce en pérdidas económicas para el negocio.

De sus siglas en Inglés "Transportation Management System", es una aplicación desarrollada para el control y gestión de la Logística de Transporte de una empresa, enfocada en la optimización de costes y tiempos de entrega, a través de la búsqueda de rutas óptimas y eficiencia de las unidades de transporte.

Las buenas prácticas de almacenamiento constituyen una parte del programa de Buenas Prácticas de Manufactura o mejor conocido como BPM, podemos definirlas como el conjunto de normas mínimas obligatorias que deben cumplir las empresas de logística, importación, distribución, y expedición de productos-cargas