Blockchain cada vez más cerca de los productos alimentarios

Blockchain cada vez más cerca de los productos alimentarios

Aumentar la transparencia en la trazabilidad y evitar el desperdicio de alimentos son las metas que acercan la blockchain a la cadena de suministro de productos alimentarios.

La ya famosa “cadena de bloques” da un paso más en la gestión logística, mediante el impulso de las grandes cadenas de venta mayorista y minorista de productos alimenticios a nivel mundial.

Si bien el concepto comenzó a avanzar en la logística de alimentos a partir de la campaña mundial para reducir el desperdicio de alimentos, en los últimos tiempos el impulso se ha afianzado a raíz de la creciente necesidad de garantiza la trazabilidad.

Garantizar la trazabilidad y evitar el desperdicio de alimentos

La aparición de enormes lotes de alimentos contaminados con bacterias u hongos -particularmente en frutas y verduras- donde es difícil determinar en qué parte de la cadena de suministro se produjo, es una de las claves que está impulsando la adaptación del blockchain para este sector en particular.

Algunas grandes cadenas ya lo están implementando, exigiendo a sus proveedores garantizar la transparencia para crear valor compartido desde el campo hasta la mesa.

Las grandes corporaciones tecnológicas, por supuesto, adoptan las necesidades del mercado para desarrollar plataformas que garanticen el registro único y descentralizado de la información a cada parte involucrada en la cadena de suministro.

Así, la tecnología blockchain avanza ahora en el terreno de los productos alimentarios y, aunque continúa siendo incipiente, las primeras pruebas aseguran que obtener la información completa de un producto en la cadena de suministro puede tomar incluso menos de 3 segundos con esta tecnología.

Desafíos del blockchain en la producción de alimentos

Alcanzar una cadena de suministro de alimentos sostenible continúa siendo un reto en el que resulta indispensable coordinar esfuerzos de las múltiples partes involucradas en la cadena de suministro.

El desperdicio, la producción ilegal y el fraude, son los principales desafíos a superar, pero también en una cadena de suministro sana las incidencias derivan en pérdidas económicas y desperdicio de alimentos.

En E.M. Transporte Europeo trabajamos permanentemente para abordar las exigencias de la trazabilidad de extremo a extremo, tanto en el transporte y distribución de alimentos frescos como en de productos farmacéuticos, aún más allá de las exigencias específicas de cada sector y producto.

Nos especializamos en estos nichos de negocio para ofrecer la mejor calidad de servicio y contribuir a ampliar la calidad y seguridad en la cadena de suministro.