Blockchain aplicada a la logística y el transporte

Blockchain aplicada a la logística y el transporte

Otorgar valor añadido a la cadena de suministros es donde la tecnología blockchain aplicada a la logística y el transporte cobra cada vez más importancia y define la competitividad en el sector.

Lo que se conoce también como “cadena de bloques” es una tecnología evolucionó desde el ámbito de las finanzas, siendo la base para el desarrollo de criptomonedas como el bitcoin.

Aunque ya no es nuevo en el sector de la logística y el transporte, cobra cada vez más importancia al momento de avanzar en negociaciones para avanzar en las contrataciones.

Qué es la tecnología blockchain

La “cadena de bloques” es una red de información interconectada, descentralizada y colaborativa, que se conforma como una gigantesca base de datos distribuida en miles de nodos.

Con blockchain las operaciones no necesitan de un agente externo que centralice y autentifique su funcionamiento, pues cada nodo implicado actúa como verificador y realiza una copia permanente de la información.

Esto significa que cualquier cambio se intente introducir en alguna parte de una cadena de suministro, se imprimirá en la información de todas las demás partes que participan de la operación.

Es decir que, entre las principales ventajas la tecnología blockchain para la logística y el transporte están: la accesibilidad a la información, la automatización y minimización de procesos burocráticos, y la transparencia.

Procesos en los que se aplica la tecnología blockchain

En logística y el transporte, la cadena de bloques se presta soluciones para:

  • Comercio internacional: como una red segura para el almacenamiento y la gestión de parte de todas las partes involucradas, a lo largo de todo el proceso en el que se genera un gran número de datos a partir de una gran cantidad de agentes que intervienen.
  • Transporte terrestre de mercancías: brinda la posibilidad de establecer redes de colaboración sin intermediarios, más prácticas, seguras y transparentes.
  • Trazabilidad de productos: permite dejar constancia inmediata de la manipulación de los productos, los lugares y condiciones en las que ha estado el producto, generando una huella inalterable de cada conjunto.
  • Última milla: gracias al seguimiento en tiempo real y la geolocalización del transporte, puede conocerse de dónde está la mercancía y elaborar predicciones para su reparto o tiempo de llegada a destino.

La optimización de procesos a lo largo de toda la cadena de suministro es una solución que ofrece la tecnología blockchain aplicada a la logística y el transporte a los múltiples desafíos del avance de las tecnologías en el sector.

La tecnología blockchain en la mejora del transporte

Entre los principales beneficios de la cadena de bloques a la gestión del transporte se incluye:

  • Planificación de la carga: con datos es posible realizar pronósticos, lo que se traduce en el uso más eficiente del tiempo y la consolidación de cargas, así como el tipo de medio de transporte y realizar cambios más rápidos en virtud de la demanda.
  • Mantenimiento de la flota: el rápido análisis de datos permite adherir a las regulaciones y mantener un seguimiento de los envíos, lo que se traduce en una reducción de riesgos por averías y la actuación frente a incidencias.

La aplicación de tecnologías de colaboración como blockchain implica un avance en la transformación digital que experimentan múltiples sectores asociados a la cadena de suministro, por lo que supone una pieza clave para la competitividad.

De cara al futuro, pero con fuerte impacto en el presente, las tecnologías llegan para quedarse y se requiere de la máxima experiencia en el sector para garantizar una aplicación eficiente.