Automatización en el sector logístico

automatización

Automatización en el sector logístico

Actualmente las empresas comprometidas buscan eficiencia, menos tiempo y menos desperdicio, lo que se traduce en procesos cada vez más perfectos.

La automatización de procesos es un camino que muchas empresas  a nivel mundial ya empezaron a recorrer, aunado con la robótica que sigue jugando un papel muy importante en el desarrollo de la industria. Gracias a ella se ha permitido el desarrollo de máquinas cada vez más  inteligentes, más precisas y más eficientes, no sólo a nivel energético, sino también a nivel productivo. Prueba de ello es la evolución de los almacenes con procesos cada vez más automatizados.

Almacenes automatizados

La rentabilidad a nivel de trabajo, proceso y gestión es uno de los principales objetivos que se busca con la automatización. La industria logística no se ha quedado atrás con este tipo de procesos, integrando dentro de sus eslabones de la cadena de abastecimiento herramientas que han permitido mejorar los procesos, tal es el caso de los Almacenes Automatizados, que cuentan entre otras cosas con:

  • Bandas transportadoras con sensores electrónicos que permiten la clasificación de productos.
  • Estanterías de doble profundidad que optimizan el espacio aéreo al máximo, sacando el mayor grado de rentabilidad a cada metro cuadrado de espacio dentro del almacén.
  • Trans-elevadores eléctricos de gran altura que a su vez eliminan el uso de montacargas con motores de combustión o gas, los cuales son altos contaminantes del entorno.
  • Enfaldadoras y otros equipos logísticos automáticos.
  • Tecnología RFID para identificación de la carga al entrar y salir del almacén, así como su distribución hasta el cliente final.
  • Sistemas de posicionamiento global que permite conocer el estado de la mercancía y su posición en el mapa en tiempo real.
  • Robots inteligentes que permiten clasificación y manipulación de mercancías.

Algunos de sus Beneficios

Normalmente pensamos en los altos costes que puede acarrear la implantación de este tipo de sistemas en las empresas, pero en realidad perdemos de vista los beneficios tangibles que podemos conseguir en nuestros procesos logísticos.  Entre las ventajas que podemos destacar encontramos:

  • Control activo del Stock en todo momento.
  • Minimización de los tiempos de respuesta.
  • Versatilidad.
  • Almacenamiento Correcto.
  • Optimización de almacenaje lo que se traduce en más espacio.
  • Reducción de devoluciones o productos fallidos.

Estos grandes almacenes automatizados cuentan además de una impresionante estructura automatizada, con un poderoso software que mantiene la funcionalidad del sistema.

Cada pallet que entra al almacén es embalado e identificado. Durante este proceso se analiza el estado de los pallets esclavos, donde reposa la carga, a fin de determinar su reparación o descarte. Posteriormente de forma automática se entrega a los transelevadore,s que son los encargados de llevar la carga hasta su ubicación física dentro del almacén.  De igual manera se realiza la salida de la mercancía hasta el muelle de carga indicado en el sistema. Los transelevadores son los encargados de realizar el proceso de picking y entregar el pallet para su envío. Este tipo de almacenes sin lugar a dudas es una obra de arte de la ingeniería humana.

Estos sistemas permiten en gran medida la reducción de errores al momento del picking, la minimización de los accidentes de trabajo, la reducción de los tiempos de entrega al cliente final y sobre todo la mejora de la operación logística del almacén. Generalmente puede ser asumido por empresas medianas garantizando un retorno a la inversión de 2 a 3 años, con un bajo coste, una rápida ejecución, una gestión simple y amigable, además de una instalación estándar asegurando de esta forma un suministro rápido y eficiente de cara a los clientes.

En vista de lo anterior expuesto, es necesario colocar sobre la mesa de trabajo la evaluación de la eficiencia de nuestros sistemas logísticos y considerar un plan que permita ir poco a poco automatizando cada uno de nuestros procesos, en busca de ir alineándonos con la evolución de la Industria 4.0.